Visitar Tayrona es trasladarse a otro mundo, un lugar mágico donde respiras pureza total, un lugar donde te sientes obligado a adorar a nuestra madre tierra, así como lo hacen las diferentes comunidades indigenas que habitan y conservan el parque.

Llegar a Cabo San Juan lleva esfuerzo, un caminata de 2 horas que son totalmente recompensadas al llegar al llegar a la playa del cabo San Juan, pero antes de llegar podrás pasar por distintas playas, cada una mas hermosa que la anterior.

Es maravilloso volver después de 3 años al mar, me había dedicado a viajar a la montaña pero ya era necesario volver al oceano, ese que cura, sana y se lleva todo lo malo que tengas; y para volver al mar no podría ser otro lugar que la maravillosa Santa marta y a mi lugar favorito de Colombia, el Parque Tayrona.

Llego feliz de nuevo a casa, renovada y aprendiendo mas de la vida, un viaje siempre te cambia y te va construyendo a ser mejor, te enseña a convivir, aceptar a todos y entender la importancia de proteger nuestra Pachamama, para seguir disfrutando de lo maravilloso que es nuestro planeta.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *